Un Poco Sobre la Iglesia Emanuel

Nosotros somos la Iglesia Emanuel. Somos una Iglesia que formamos parte de la comunidad de Waukegan, Illinois. Venimos de todos partes del mundo para unirmos y expandir el reino de Dios. Tenemos mas de 30 años en Waukegan y ayudado a plantar Iglesias en Gurnee, Round Lake, La Luz Michoacan, y Honduras. Nos reunimos todos los Domingos para nuestro servicio en Español a las 9:30AM y en Ingles a las 12:30PM.

Mas en detalles...

Creemos en un Dios vivo que existe eternamente en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Que Dios reveló e inspiró la Biblia de tal forma que es la única Palabra de Dios escrita. Por lo tanto, las Sagradas Escrituras son la única autoridad en la cual no existe error alguno y que revela las leyes morales sobre las cuales el hombre debe regir su vida. El hombre es pecador y esta destituido de la gloria de Dios desde la desobediencia de Adán y Eva, el ser humano ha quedado separado de Dios y el pecado nos aparta de su santidad. De ahí que Dios mismo provee la salida y el remedio a nuestra condenación. Jesús, el Hijo de Dios es la única manera de volver a Dios, es a través de Jesucristo y su sacrificio en la cruz que se nos ofrece una salvación completa, eterna y gratuita. Nos brinda el perdón por nuestras culpas; y nos reconcilia con Dios. Somos justificados, aceptos ante Dios, no por obras, sino por la inmensa gracia de Dios a través de la fe en Jesucristo. Creemos en la deidad de Jesucristo y en su nacimiento virginal, que tuvo una vida sin pecado, llena de milagros; y en su muerte en la cruz a favor de nuestra redención, en su resurrección y ascensión al cielo. Creemos que está sentado a la diestra del Padre haciendo intercesión por nosotros y esperamos su retorno a la tierra en gran poder y gloria. Creemos que el Espíritu Santo atrae al pecador al arrepentimiento, a la fe en el Evangelio y a Cristo resucitado. Que da seguridad de salvación al creyente, reparte dones para el ministerio y nos capacita para suplir las necesidades de los perdidos. Que todo creyente en el Señor Jesucristo es miembro de la familia universal de Dios transcultural e internacional: la Iglesia Universal. Nuestro llamado principal es comunicar el Evangelio a toda persona y desarrollar discípulos. Nada nos debe distraer de cumplir la Gran Comisión que Cristo nos dejó hasta el día de su glorioso retorno.